sábado, 7 de febrero de 2009

YA LLEVAS UN AÑO EN CASA


Si mi amor, ya llevamos un año juntos. Todo empezó un lunes, día 04, a las 8:55h, con una llamada de teléfono, que cogió papá. Inmediatamente me llamo a la oficina, recuerdo que estaba de pie al teléfono y me dijo; Han llamado de Conselleria, que si podemos ir, que tienen una niña para nosotros. Uffffff, el corazón me dio un vuelco y no pude evitar ponerme a llorar. Llevábamos tanto tiempo esperando¡¡.
Esto ha sido un embarazo de 4 años, sin fecha probable de parto y con algunas amenazas de aborto. Así que imagina que alegría mas grande nos dieron esa mañana de lunes.
Me fui a casa a por papa y de allí a Alicante, donde nos esperaban Inés y Emilio para presentarnos la propuesta. Nos hablaron mucho de ti, donde y cuando naciste, donde estabas ahora, quien cuidaba de ti, tu historial medico, los problemillas que habías tenido al nacer con la alimentación, algún dato de tu familia biológica.... y un montón de cosas mas que no puedo recordar, porque llego un momento en que todas esas palabras que entraban por mis oídos se quedaron mudas. Y dentro de mi cabeza, solo se oía, “ES MI HIJA” “ES MI HIJA” “ ES MI HIJA” “ES MI HIJA”, hasta que rompí en llanto, otra vez. Eran demasiadas emociones juntas, demasiada información, demasiada alegría, nervios, miedos....Tuvimos que tomarnos un respiro para tranquilizarnos, pero de lo que no había duda era de que tú eras NUESTRA HIJA.
No sé si fue el destino, coincidencia, Dios, las estrellas, el cielo, lo Dioses, la fuerza del universo, o todos ellos juntos. Pero nuestras vidas se habían unido ya para siempre. Y a todos ellos damos las gracias.
Al llegar a Elda fuimos a casa de la yaya y la abuelita a darles la buena noticia. Llamamos al resto de la familia y amigos, y no paramos de llorar, de reír. Era tan increíble llamar y decir “ QUE SOMOS PAPAS, QUE TENEMOS UNA NIÑA DE 7 MESES”. Alegría por la noticia en si, que mejor no podía ser, y porque sabíamos que esta noticia no solo nos hacia felices a nosotros, sino a todos los que nos quieren y también han sufrido la espera a nuestro lado.
Fueron dos días y medio de locura, de prepararlo todo, de comprar de todo, de no comer, no dormir, el teléfono echaba humo.
Llego el mágico jueves, día 07. A las 13.00h. estábamos, otra vez, en conselleria, nos pasaron a una sala a firmar documentos que nos iban leyendo, y al ratito, tocan a la puerta y dice una chica, “ya están aquí”. UFFFFFFF, otra vez, un vuelco el corazón. Ya no quería oír más (según el articulo numero x la menor tendrá .........) solo quería salir y cogerte en brazos, y eso hicimos. Salimos al pasillo, y tu, en brazos de Mary, te acercabas hacia nosotros. Dios mío, que alucinante, no creo que pueda explicarte con palabras que sentí en ese momento. Pero sé que fue AMOR, en mayúsculas.
Mary te puso en mis brazos, y yo te pase a papa, que estaba igual o peor que yo. No lloraste nada, estabas muy tranquilita, creo que fuiste la única que no lloro, porque todos estábamos muy emocionados, hasta a los de conselleria se les escaparon alguna lagrimita. Y como no, si ellos habían luchado para que fueras feliz y tuviera una familia y estaban viendo como el trabajo duro, y no siempre agradable, se veía recompensado.
Mary nos comento, que comías, como dormías.... y después de despedirnos de todos, con mas lagrimas, (pero siempre de moción y felicidad), nos vinimos para casa.
Otro momento impresionante fue en la calle, de camino al coche, contigo en brazos, íbamos los tres solos, andando por la calle, tan normales, como una familia, que es lo que somos desde ese día, era increíble, como el sueño que tantas veces tuvimos durante esos 4 años.
En el coche, donde tampoco lloraste, decidimos que te llamaríamos Sara, que significa princesa. Te hubiésemos dejado tu nombre, porque forma parte de ti, de tus orígenes, de tu historia, pero eras tan linda y pequeña y el nombre sonaba tan grande y de mayor, que optamos por cambiártelo. Esperamos que no te importe.
Al llegar a casa te metimos en la cuna, y echaste tu primera siesta en casa. Sin extrañar nada ni nadie. Y mas tarde empezaron a llegar todos, las abuelas, los tíos, primos..... Todos querían conocerte. Todos estábamos locos de contentos.
Sin lugar a duda han sido los días mas intensos de nuestras vidas. Ahora, al relatarlo, me vuelvo a emocionar y me pregunto si es real, si es posible tanta felicidad. Ahora me alegro de los predictor negativos y las betas 0,-. Tu eres nuestra hija y así tenia que ser y todo lo pasado, lo sufrido, lo esperado, ha valido la pena. Lo pasaría una y mil veces con tal de tenerte a ti.
Todas las noches entro en tu habitación antes de acostarte y me sigo emocionando al verte dormir, tan tranquila y feliz, en tu cuna, en tu casa, con nosotros. Nunca pensé que se pudiera sentir tanto y tan bonito.
Eres un regalo del cielo que haces que la vida valga la pena. Y no nos cansaremos de dar las gracias por la suerte que hemos tenido encontrándote.
PARA NUESTRA HIJA, NUESTRA PRINCESA SARA QUE HA LLENADO DE FELICIDAD NUESTRAS VIDAS. ESPERAMOS PODER DEVOLVERTE TANTA FELICIDAD.

2 comentarios:

Geli y Manolo dijo...

Ayssssssss felicidades por ese primer añito juntossss, cómo ha pasado el tiempo y como ha cambiado Sara desde esa primera foto que recibimos en el móvil.

Esther corazón, has escrito unas palabras preciosas. Sara se sentirá orgullosa de su mami cuando pueda entenderlo todo.

Un besazo.

Geli.

Ester, FM09 dijo...

Muchisimas felicidades por ese año!!!!! por dios , como pasa el tiempo!!!! que sepas que me has hecho llorar...que bonito todo lo que cuentas.

Unbesote enorme compi, y otro más grande para tu princesa sara.

Ester.

http://enunbosquedelachina.spaces.live.com/